Ganadería y Pastos

RAICES copia

El patrimonio más importante que posee un ganadero es su tierra, porque de la calidad del suelo, que es el primer eslabón de la cadena productiva ganadera, dependen la calidad del pasto, y el tiempo mínimo que debe permanecer el animal en el campo, antes de convertirse en un producto comercial con carne de la más alta calidad para la nutrición humana.

DSC_0554
Para alcanzar el máximo potencial genético del rebaño en la producción de carne o de leche es imprescindible contar con un suelo fértil y lleno de vida, capaz de sustentar el potencial productivo de los pastos.

NUEVA TECNOLOGÍA PARA REJUVENECER LOS PASTOS E INCREMENTAR LA RENTABILIDAD GANADERA.

VER VIDEO

arrow1-red

 

Lograr un óptimo balance energético entre el suelo, el pasto y el animal es la base de la rentabilidad ganadera, reduciendo progresivamente el consumo de concentrados y agro tóxicos que encarecen el producto final e impactan negativamente sobre el medio ambiente y la salud tanto del ganadero como del consumidor.
El ganadero debe decidir si invierte su dinero en cuidar su tierra y el pasto, o en la compra de alimentos concentrados, medicinas y agro tóxicos. El producto más rentable del cual dispone el ganadero para alimentar sus animales es el forraje que producen sus potreros.
Cada dólar invertido en el suelo, se multiplica por un factor de retorno muy superior que si lo invertimos en un eslabón más elevado de la cadena productiva ganadera. A medida que ascendemos en los eslabones de la cadena productiva en el cual invertimos nuestro dinero, disminuye la proporción del retorno y se incrementa nuestra dependencia de la cadena de insumos externos, que escapan a nuestro control, porque dependen del mercado de insumos, el cual está sujeto a los vaivenes de los precios del petróleo.
Nosotros podemos controlar e influir sobre nuestros costos, pero no sobre los precios; ni de nuestro producto final, ni de los insumos en el mercado.
DSC_0609Estamos en una nueva época, donde el éxito presente y futuro del agro negocio debe basarse en la economía del conocimiento, potenciando al máximo el aprovechamiento de los flujos naturales de la energía en la biosfera, en armonía con la naturaleza.
Los hábitos de consumo y el mercado de los alimentos sanos a nivel mundial crecen a un ritmo sin precedentes, por lo tanto la estrategia de una producción ganadera sustentable, basada en una alimentación centrada en los pastos, no dependiente de insumos externos, exige un nivel cada vez más elevado de conocimientos, que permitan comprender mejor el lenguaje de la naturaleza.
La tendencia mundial generalizada en cuanto a la degradación de los suelos y de los pastizales, así como el incremento marcado de los costos de producción, son el resultado de la aplicación de un modelo ganadero centrado en un manejo irracional de los suelos y de los pastos, y en el incremento de la dependencia de una cadena de insumos externos que contaminan y esterilizan los suelos, poniendo en riesgo la rentabilidad del proceso, ya que sus costos son dependientes de los precios del petróleo.
Por lo general los animales de pastoreo reciclan y devuelven al suelo alrededor del 95% del peso de los alimentos que consumen, pero el nivel trófico que antecede a los herbívoros, representado por las plantas y demás organismos transformadores que viven en el suelo, tienen una capacidad regenerativa que supera en proporción geométrica, los niveles de extracción de nutrientes que realiza el rebaño.
002De lo antes expresado se deduce que la causa de la degradación de los suelos y de los pastos, no radica en el consumo de nutrientes de estos últimos, los cuales salen del suelo por la vía del consumo animal. La verdadera causa del empobrecimiento del suelo y el deterioro progresivo de los pastos, radica en la interrupción de los flujos de energía biológica que ocurren en la biosfera como consecuencia de la compactación de los suelos y de la pérdida del espacio vital que necesitan los macro y microorganismos del suelo encargados de transformar y reciclar los nutrientes.
Si no conocemos las causas no podemos evitar sus consecuencias. Las tecnologías modernas aplicadas en el sector agropecuario, están bloqueando los ciclos biológicos del carbono y del nitrógeno en la naturaleza, cuyo primer eslabón radica en el suelo. El carbono producido por las plantas a través de la fotosíntesis funciona como baterías de energía química almacenada en forma de biomasa.
La naturaleza no produce desechos, porque los residuos de cada proceso biológico constituyen la materia prima del proceso siguiente, transmitiendo la energía a nivel global en forma secuencial de una especie viviente a otra, a través de la cadena alimenticia. Por ejemplo, un árbol no puede incorporar al suelo más hojas y ramas que las que pueden ser metabolizadas por los organismos descomponedores que comparten el mismo hábitat.
Disk_harrow copiaCuando el hombre no comprende cabalmente como actúan estos procesos, ocurren fenómenos como por ejemplo: la acumulación de un exceso de carbono en la atmosfera en forma de CO2 que contribuye al calentamiento global; mientras se presenta un déficit de carbono en el suelo, en forma de materia orgánica, indispensable para la vida de las plantas, para la producción de alimentos sanos no dependientes de químicos, y para la recaptura del exceso de CO2 contenido en la atmosfera. Por lo tanto, los contenidos de CO2 en la atmosfera seguirán incrementándose a pesar de los esfuerzos por disminuir las emisiones, si no se restablece el carbono orgánico como constituyente principal de la fertilidad del suelo, para su recaptura a través de la fotosíntesis de las plantas.

 

 

DSC_0687A medida que se incrementa la compactación de la capa superficial del suelo, esta actúa como un tapón que impide la penetración del agua, de las raíces del pasto y del oxígeno, interrumpiéndose el proceso de transferencia y reabastecimiento de energía y nutrientes. En consecuencia bajan los rendimientos del pasto, lo cual generalmente se intenta resolver aplicando mas fertilizantes; esto pudiera dar cierto resultado en el corto plazo, pero a la larga lo que se logra es posponer y empeorar el problema.
El proceso de transporte de energía y de los nutrientes en la biosfera se produce a través de los organismos vivos que habitan en el suelo, incluyendo desde las plantas superiores que captan la energía luminosa del sol y la convierten en energía biológica a través de la fotosíntesis, hasta las formas más simples de vida que participan en los procesos de transferencia de electrones (procesos de oxidación y reducción), característicos de la respiración , mediante la cual se mineralizan los compuestos orgánicos, encargados del reciclaje biogeoquímico de los nutrientes en la naturaleza.DSC_0664

El sol funciona como una planta generadora de energía, mientras que los diferentes eslabones de la cadena alimentaria, funcionan como las redes de cables a través de los cuales fluye dicha energía. La energía luminosa es captada por las plantas y convertida en energía biológica a través de la fotosíntesis. Dicha energía fluye a través del suelo en forma secuencial, pasando de un organismo vivo a otro a través de los diferentes niveles tróficos que conforman la cadena alimentaria, cuyos diferentes eslabones están estrechamente conectados a través de complejas formas de intercambio entre las diferentes especies que conforman la diversidad biológica del suelo.

BGT (ESPANOL)0002

Cualquier acción del hombre que afecte las condiciones de vida y la diversidad biológica del suelo, repercute de forma negativa en la eficiencia de los mecanismos creados por la naturaleza durante millones de años para la regeneración de la fertilidad del suelo y para el fortalecimiento del sistema inmunológico de las plantas, de los animales y de la especie humana; y en consecuencia, aumenta la dependencia de la cadena de suministros externos de agro tóxicos que contaminan el medio ambiente, y son fabricados con base en combustibles fósiles, cuyos precios se multiplican.

La falta de comprensión de los fenómenos antes explicados, es la causa principal de la pérdida de la fertilidad natural de los suelos y de la contaminación ambiental que están ocurriendo a nivel mundial; así como de la baja rentabilidad de la producción agraria, todo lo cual agrava las dificultades para el acceso a una alimentación sana, tanto para las plantas como para los animales y para el hombre, situado este último en la cima de la pirámide alimentaria. Pero el hombre está destruyendo los escalones que le han permitido situarse en el nivel más alto de dicha pirámide.
A medida que el suelo va perdiendo su capacidad biológica para metabolizar, asimilar y almacenar todos los productos que reciclan a través del sistema digestivo y de las deyecciones del animal; así como su capacidad para captar y almacenar las lluvias, debido a la compactación y a la pérdida de su estructura natural, una parte creciente del flujo y reciclaje de la energía, el agua y los nutrientes de la biosfera, se desvían y se pierden, saliendo fuera de los ciclos de retroalimentación. Las consecuencias prácticas de este fenómeno se expresan en un incremento de la dependencia de los insumos externos para suplir dichas pérdidas y en el encarecimiento del proceso productivo.
DSC_0710En realidad lo que se produce es un efecto dómino. Como consecuencia de la compactación provocada por el pisoteo de los animales o por el tránsito de la maquinaria en aéreas forrajeras, se reduce la proporción de macro poros (espacios vacíos mayores de 50 micras) que son los encargados de dejar pasar el agua gravitacional, la cual no puede ser almacenada en el perfil del suelo y se pierde por escorrentía superficial y por evaporación; haciendo que el pasto sufra por falta de humedad en los periodos menos lluviosos, lo cual se agrava con las tendencias extremas del clima a nivel global.

Los macro poros también son los encargados del movimiento e intercambio del aire hacia y desde las capas inferiores del suelo, por lo tanto su reducción impide la respiración y la vida de los macro y microorganismos y el crecimiento de las raíces del pasto, quedando estas confinadas a unos pocos centímetros superficiales. La deficiente circulación del aire y del agua en el interior del suelo provoca que las plantas se intoxiquen con los desechos de su propio metabolismo radicular, produciendo raquitismo por ahorcamiento de las raíces y un efecto bonsái que no permite el crecimiento del pasto. A medida que crecen las raíces del pasto, estas desplazan y comprimen la masa del suelo y consumen la humedad circundante, debido a lo cual se crea una resistencia que se opone al crecimiento de las mismas y que a partir de determinado rango puede aumentar en una proporción exponencial con respecto a la perdida de humedad. A medida que el suelo se seca el pasto deja de emitir nuevas macollas hasta que su crecimiento se detiene, pudiendo llegar a un estado de marchitez permanente que culmina con la desecación de las hojas y los tallos, los cuales ya no son consumidos por los animales y provocan el deterioro del pastizal. Este proceso se hace más frecuente a medida que se incrementa la compactación y el suelo pierde su capacidad para almacenar el agua.

BGT (ESPANOL)0004
Al mismo tiempo en la superficie compactada del suelo, se incrementa la cantidad de micro poros (poros menores de 50 micras), en cuyo interior se crean tensiones capilares capaces de vencer la fuerza de gravedad y elevar el agua hasta la superficie donde esta se pierde por evaporación. A medida que el suelo se seca la compactación aumenta e impide la circulación del aire y el crecimiento de las raíces del pasto, lo cual disminuye la absorción de nutrientes y el rebrote de nuevas macollas.
El suelo en esas condiciones no deja pasar ni almacenar el agua de lluvias y no permite que las raíces se desarrollen en profundidad. En consecuencia cuando transcurren varios días sin precipitaciones el pasto sufre por falta de humedad y comienza a secarse y por lo tanto deja de ser consumido por los animales. Cuando se reinician las lluvias y la humedad aumenta, debido a la compactación superficial y a la insuficiente circulación del oxígeno, se produce el antagonismo aire-agua, lo cual significa que aunque el contenido de humedad sea óptimo para el crecimiento del pasto, este no puede desarrollarse adecuadamente por falta de oxígeno (hipoxia). Al mismo tiempo comienzan a descomponerse los tallos, las hojas y las raíces muertas del pasto en un ambiente casi anaeróbico, que es muy propicio para la formación de compuestos tóxicos que deterioran la calidad del pasto, así como la nutrición y el estado de salud de los animales. Estas condiciones se hacen más extremas en las aéreas donde se acumulan las deyecciones sólidas y liquidas de los animales, propiciando la formación y acumulación de metano y otros compuestos tóxicos y reduciendo la eficiencia del reciclaje de la energía biológico y de la fertilidad del suelo.
El suelo seco y compacto se calienta más rápidamente durante el verano, debido a que los minerales que lo componen poseen un calor especifico más bajo que el agua, lo cual afecta la producción de hormonas, tales como la citoquinina, que juega un papel importante en el rebrote del pasto; así como en la absorción de nutrientes y en los mecanismos de acumulación de carbohidratos en el sistema radicular.

La elevación de las temperaturas en el periodo estival no solo puede provocar la muerte de una cantidad importante de raíces, sino que además evita la emisión de nuevos brotes lo que posteriormente afecta el crecimiento de la masa aérea del pasto y por ende la cantidad y calidad de alimento disponible para el ganado. Esto se explica por el incremento del ritmo de la respiración de las raíces a medida que se elevan las temperaturas del suelo, obligando a la planta a consumir en las funciones de mantenimiento, los carbohidratos necesarios para el crecimiento y para la emisión de nuevos brotes. Es un fenómeno fisiológico análogo al incremento del ritmo de respiración de un animal ante la sofocación por estrés de calor y sed.

.
Para mantener un suministro estable de alimentos al ganado es muy importante atenuar los periodos de estrés del pastizal, provocados por la falta o exceso de humedad y por las condiciones extremas de temperatura, tanto durante el invierno como en el verano. Para ello es indispensable lograr un balance adecuado entre la masa radicular y la masa foliar del pasto; pero en un suelo compacto dicho objetivo es imposible de alcanzar, ya que las raíces quedan confinadas a una capa superficial muy delgada.
BGT (ESPANOL)0009El suelo compacto no deja espacio para almacenar el agua, por lo que este se enfría rápidamente cuando descienden las temperaturas del aire. El sistema radicular del pasto, cercano a la superficie, sufre necrosis en sus tejidos debido a las bajas temperaturas y muere. En esas condiciones se pierden las reservas de carbohidratos que habían sido almacenadas en la raíz, quedando el pasto sin reservas para el brote de nuevas macollas hasta tanto las hojas vuelvan a reponerlos mediante la fotosíntesis.
Por razones obvias el proceso de recuperación del pasto es lento, ya que la planta prioriza la movilización de los carbohidratos en la emisión de nuevos brotes y en el incremento del área foliar para aumentar el nivel de la fotosíntesis, antes de reabastecer las reservas del sistema radicular.
Las gramíneas son mico tróficas dependientes, por lo que la simbiosis entre las raíces del pasto y los hongos del suelo (conocida como micorrizas), es fundamental para el establecimiento de las pasturas; pero su desarrollo se ve impedido por la compactación y la deficiente circulación del oxígeno en el suelo.
Esta simbiosis hongo-raíz se produce generalmente a nivel intracelular, formando estructuras altamente ramificadas, que se localizan en las células cercanas al cilindro vascular, y su función es la transferencia de nutrientes desde el suelo hasta las plantas.
Los suelos compactados son cada vez más pobres y dependientes de productos químicos, arruinando los pastos y encareciendo la producción ganadera; todo lo cual empobrece también al granjero y a su familia, agotando sus ahorros y obligándolo a buscar alternativas complementarias de subsistencia fuera de su hacienda.
DSC_0583Los suelos compactos constituyen la causa invisible y el primer eslabón y factor de predisposición en la cadena de fenómenos que propician el deterioro de la salud de los animales. Un suelo compacto es un suelo enfermo, cuyas condiciones físicas, químicas y biológicas impiden la producción estable de forraje y afecta la alimentación de los animales, debilitando su resistencia a las condiciones de estrés ambiental. Un suelo enfermo no puede producir un animal sano.
Lo que determina la aparición de una enfermedad no es la presencia del germen que la provoca, sino la creación de las condiciones que favorecen su desarrollo.
El suelo funciona como el estomago de las plantas, y la compactación produce una reacción análoga a una obstrucción intestinal en una persona, donde la ingesta se convierte en sustancias venenosas que intoxican el cuerpo. El suelo compacto no puede metabolizar ni reciclar las deyecciones de los animales y se convierte en un foco infeccioso que puede llegar a enfermar el ganado.
Las praderas degradadas propician el surgimiento de condiciones que favorecen los ciclos reproductivos de los parásitos que producen enfermedades y elevan la mortalidad de la masa ganadera.
Los animales que pastan en praderas saludables y consumen un forraje de calidad, con el contenido adecuado de proteínas, fibras y minerales, y que disponen de agua y sombra no son proclives a las enfermedades y no se hacen dependientes del consumo de medicamentos que afectan la calidad del producto final y elevan los costos de producción.

.
ECOPLOW-ECOARADO-New Eco Tillage Tech- Gradually eliminates chemicals dependence.Los más visionarios serán los primeros en adoptar la nueva tecnología, pero a la vez serán los más favorecidos al tener la posibilidad de lograr una producción ganadera de alta calidad y a menor costo; mientras que sus vecinos tendrán que utilizar los ahorros o pedir préstamos para cubrir sus crecientes gastos, que difícilmente podrán recuperar aplicando un modelo de producción que ya no funciona, porque está basado en combustibles y agroquímicos baratos que ya no existen y son cada vez mas incompatibles con las nuevas normas medioambientales de la EPA.
Lo que determina la calidad del suelo, del pasto y de la masa ganadera no es la cantidad de fertilizantes que se aplican al suelo, ni la cantidad de medicamentos o de concentrados que se le suministren a los animales, sino el conocimiento que tiene el ganadero sobre el funcionamiento biológico del suelo y de la fisiología de las plantas, integrándolo armónicamente, para satisfacer las necesidades de alimentación y la salud de los animales; elevando progresivamente la fertilidad natural del suelo y la calidad de los pastos, en armonía con el medio ambiente.
Para dar solución a los problemas anteriormente planteados, y como resultado de más de 30 años de investigaciones científicas, he elaborado una novedosa tecnología de labranza, que realiza el corte del suelo en dirección horizontal, en el mismo sentido en que sus capas fueron formadas por la naturaleza, sin voltear ni mezclar las capas del suelo.

  • Más allá de la intención de una producción orgánica, ecológica o convencional, la tecnología BGT permite al ganadero un método viable para lograr una producción intensiva y de altos rendimientos, que progresivamente reduce su dependencia de los químicos hasta en más del 70%, al tiempo que incrementa la fertilidad del suelo y eleva los rendimientos y la calidad de los pastos.
    El uso combinado del BGT para el tratamiento sistemático del suelo, unido a una correcta estrategia con gramíneas y leguminosas para las diferentes épocas del año; así como una rotación racional del ganado, caracterizada por altas cargas en periodos cortos, a fin de evitar el consumo selectivo o fuera de tiempo, y concentrar las deyecciones de los animales para mejorar y nutrir el suelo, marcan el rumbo hacia una nueva ganadería sustentable, altamente rentable y en armonía con el medio ambiente.
    DSC_0760El arbolado de los potreros es un factor clave, no solo para proporcionar sombra a los animales, sino como parte fundamental de la estrategia de conservación y regeneración de la fertilidad natural del suelo. Los arboles participan activamente en el enriquecimiento nutricional del suelo, ya que sus raíces extraen los nutrientes de las capas profundas y los incorporan a la superficie a través de las hojas muertas, contribuyendo a elevar el gradiente de estratificación del carbono en el suelo, el cual funciona como el agente transportador universal de los flujos energéticos a nivel de la biosfera.
    También los arboles protegen los suelos, los pastos y los animales contra los vientos y las heladas y mejoran el ciclo hidrológico, a través de la purificación y la conservación de las aguas, todo lo cual contribuye a preservar la salud del ganado.
    Los animales contribuyen a la acumulación de metano directamente a través de la fermentación en el rumen e indirectamente cuando el material fecal se descompone anaeróbicamente.
    Los mayores progresos científicos de la humanidad se han producido a partir de que el hombre comenzó a dudar de algunas verdades consideradas irrebatibles durante siglos.
    El paradigma de una producción agrícola y pecuaria dependiente de transfusiones químicas fabricadas con base en combustibles fósiles, surgió cuando el barril de petróleo costaba menos de 10 dólares, y las regulaciones de la Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos (EPA por sus siglas en ingles) con respecto a los agro tóxicos, no eran tan estrictas como se perfilan hoy, ante un mundo cada vez más contaminado.

. APLICACIÓN DE LA TECNOLOGÍA DE LABRANZA HORIZONTAL CON BGT EN LOS PASTIZALES.cuerpo separado

 

FOTO 1: VISTA DESDE ARRIBA DEL EQUIPO BGT-8 (MODELO PEQUEÑO) PARA EL REJUVENECIMIENTO DE LOS PASTOS MEDIANTE EL CORTE HORIZONTAL DEL SUELO. ESTE MODELO TIENE UNA PRODUCTIVIDAD PROMEDIO DE 2.5 A 3 ACRES/HORA Y UN CONSUMO APROXIMADO DE DIESEL DE 1.5 GALONES/ACRE.

La degradación de los pastos es la cara visible y el síntoma más perceptible de la degradación de los suelos, provocada por el mal manejo de los potreros. El viejo pero equivocado concepto de recurrir a la siembra de nuevos pastos y a la fertilización mineral de los campos para recuperar la producción de forraje para la alimentación animal, conduce a un círculo vicioso; caracterizado por la ocurrencia de ciclos repetidos de reposición de pasturas, que cada vez nos deja suelos más pobres y forraje más caro y de peor calidad, que terminan arruinando al granjero. Esta es una historia que se ha repetido invariablemente a través del tiempo, convirtiendo en desiertos a territorios que antes fueron fértiles. Una prueba evidente de la manifestación actual de estos fenómenos se aprecia en la revelación de síntomas cada vez más apreciables de degradación de los pastos y de desertificación en varias zonas de La Pampa argentina, lugar considerado históricamente, por sus excelentes tierras, como el paraíso de la ganadería. La compactación de los suelos, así como la pérdida de su estructura natural y de la materia orgánica, son fenómenos invariablemente vinculados a estos procesos. Los bajos rendimientos de los pastos durante el periodo otoño-invierno, no solo están condicionados por las bajas temperaturas y el acortamiento de los días, sino también en gran medida por la compactación del suelo, lo cual propicia el enfriamiento de las raíces confinadas cerca de la superficie y una baja disponibilidad de los nutrientes, especialmente de nitrógeno y fósforo, cuya asimilación está vinculada a la actividad biológica del suelo, la cual también se ve afectada por las malas condiciones físicas que caracterizan a los suelos compactos. Al mismo tiempo, la acumulación en superficie de pasto seco y muerto, debida al mal manejo del pastoreo y/o a la baja capacidad de las capas compactas para almacenar el agua en periodos secos, impide la germinación o el macollaje de los pastos.

La cadena alimentaria de la producción ganadera, está constituida por una pirámide en cuya base se encuentra el suelo y los macro y microorganismos transformadores que en el habitan. La forma geométrica de la pirámide encierra una interpretación matemática, biológica y energética; ya que tanto el número de organismos vivos, como la cantidad total de biomasa y de energía en cada nivel, disminuyen desde la base hacia la cima de dicha pirámide. Es evidente que para alimentar cada vaca se requieren millones de plantas de forraje; pero al mismo tiempo para alimentar cada planta de forraje, se requiere de millones de microorganismos transformadores que convierten en asimilables los minerales del suelo; y proporcionan al pasto los ingredientes biológicos que aceleran su crecimiento y fortalecen su sistema inmunológico y el de los animales que lo consumen. Por eso decimos que el suelo funciona como el estomago de las plantas. Es un fenómeno análogo a lo que ocurre en el rumen de los animales, donde sin la presencia de los microorganismos del sistema digestivo, el ganado no puede asimilar el forraje ingerido, ni fortalecer su resistencia a las enfermedades. De manera que la vida de una sola vaca necesita de millones de otros organismos vivos para garantizar su existencia. Los sistemas biológicos se estructuran desde las formas más simples de vida hasta las más complejas, pero su desaparición ocurre en dirección inversa.

Por ejemplo, si colapsa un sistema compuesto por vacas, pastos y los organismos del suelo, lo que primero desaparece son las vacas, porque se encuentra en la cima de la pirámide y su vida depende de todos los restantes elementos que integran el sistema. Para regenerar la fertilidad física, química y biológica de los suelos y rejuvenecer los pastos, se realiza una pasada con BGT (Foto 1)REJUVENATING PASTURE a una profundidad de 20 a 30 centímetros, levantando la totalidad de la masa del suelo desde abajo hacia arriba, en dirección contraria a la gravedad, sin mezclar ni voltear sus capas, manteniendo casi inalterado el tapiz superficial del pasto. Esta labor debe realizarse preferentemente a partir del otoño, después que el potrero ha sido pastado por los animales o cosechado a máquina, con la finalidad de dejar el suelo en condiciones de almacenar las precipitaciones, incluyendo las lluvias de invierno y primavera. Con esta labor se logra oxigenar la biomasa y restablecer la capacidad para respirar de los macro y microorganismos del suelo, sin moverlos de su hábitat natural en los diferentes niveles del perfil. Es como si estuviéramos realizando una cirugía de mínimo acceso al suelo y al pasto, tratando por todos los medios de no ocasionarles daños físicos, ni perturbaciones que modifiquen la disposición natural de las capas del suelo y de las raíces del pasto. Al igual que en el mar, las diferentes especies de organismos que habitan en el suelo están adaptadas para vivir en diferentes profundidades, donde cada una de ellas realiza una función específica.

Al invertir y mezclar las capas del suelo con los arados convencionales, los microorganismos que viven al sol mueren a la sombra y viceversa, provocando la esterilización progresiva y la pérdida de los mecanismos biológicos responsables de la transferencia de energía y de la fertilidad natural de los suelos, y en consecuencia se produce la degradación del suelo y de las pasturas. Ante estas condiciones, la alternativa de resembrar nuevos pastos y la aplicación de fertilizantes minerales puede paliar temporalmente el problema, pero a la larga el mecanismo biológico creado por la naturaleza para nutrir las plantas es insustituible. Sería como pretender alimentar de por vida a una persona por vía intravenosa, lo cual provocaría el colapso de la flora intestinal, del sistema digestivo e inmunológico y la muerte metabólica del individuo.

DSC_0594El propósito de realizar la pasada del BGT después de que el pasto haya sido cosechado o consumido por los animales es el de disminuir el follaje y reducir las perdida de la humedad contenida en el suelo por transpiración de las hojas. El corte horizontal del suelo por debajo de las raíces del pasto y sin dañar el mismo, permite utilizar las reservas de carbohidratos almacenadas para el rebrote, y al mismo tiempo el suelo descompactado en profundidad por el paso del BGT, permite la emisión de nuevas raíces que comienzan a colonizar y a nutrirse de las capas más profundas del suelo donde se almacena el agua de lluvia que el pasto consume durante el periodo seco, evitando el estrés hídrico y permitiendo una producción de forraje estable durante todo el año. Utilizando la metáfora para una mejor comprensión del fenómeno, podemos decir que la tecnología del BGT realiza una terapia regenerativa y no invasiva tanto al suelo como al pasto..

Es muy importante comprender que la rehabilitación física que realiza el BGT, a través del corte horizontal del suelo y del levantamiento de sus capas desde abajo hacia arriba, está recuperando el espacio robado por la compactación a los organismos vivos y al almacén natural del agua en el suelo, lo que provoca el colapso de la actividad biológica por falta de espacio, de aire y de agua. Siguiendo con la metáfora, cuando un paciente llega de urgencia a una unidad de cuidados intensivos, lo primero que se le aplica no es un suero para alimentarlo, sino oxígeno para que respire.

Podemos decir que los suelos que estamos heredando de la agricultura convencional están urgidos de una terapia intensiva y lo primero que tenemos que hacer para devolverles la vida es oxigenarlos. Por primera vez en la historia milenaria de la producción agropecuaria, contamos con una tecnología que puede devolver la vida a la tierra, de una forma económica, racional y al alcance de todos. La idea fuertemente arraigada pero equivocada de que la producción intensiva a gran escala y los altos rendimientos son imposibles sin la aplicación creciente de productos químicos artificiales, se ha convertido en el remedio que empeora la enfermedad.

La nutrición de las plantas y de la tierra es un sistema interactivo de intercambio entre las diferentes especies que habitan en el suelo. Generalmente, lo que determina la carencia de un nutriente en las plantas, no es la falta de su presencia en el entorno en que estas viven, sino la perdida de los procesos biológicos que permiten su asimilación. Sabemos tan poco sobre las leyes de la naturaleza, que solo ese desconocimiento puede permitirnos la fantasía de querer suplantarla.

108859-nature-amazonia-natura.pngLa selva amazónica considerada como el pulmón del planeta, y el ecosistema tropical más grande del mundo, está formado, paradójicamente, sobre suelos pobres como los ultisoles y oxisoles, y nunca han recibido ninguna aplicación de fertilizantes ni de pesticidas. Lo anterior se explica porque el suelo funciona como un sistema autótrofo, lo cual significa que es capaz de producir sus propios alimentos a través de la fotosíntesis de las plantas y de la actividad de los organismos que en el habitan; pero los sistemas convencionales utilizados en la producción agropecuaria bloquean casi todos los mecanismos que la naturaleza ha creado para reabastecerse. Es como si atáramos las manos de un boxeador y después lo acusáramos por no ganar la pelea. Para aquellos casos en que los pastos además de la caída de los rendimientos, están invadidos de malezas arbustivas, lo cual es muy frecuente, el paso del BGT realiza una doble función. El corte de la raíz pivotante que caracteriza a las dicotiledóneas, provoca su marchitez irreversible debido al corte del suministro de la humedad y de los nutrientes del suelo, mientras sus hojas eliminan el agua contenida en la planta por transpiración. Esto sucede sin que la raíz fasciculada del pasto se vea afectada y este pueda continuar su crecimiento.

Desde el año 2009 en Estados Unidos se viene realizando un serio trabajo de implementación de esta novedosa tecnología BGT en uno de los ranchos ganaderos más grandes del nordeste de Texas (Estrella Ranch), con un área de alrededor de 15 000 acres, propiedad del señor Nicolás Estrella, quien está poniendo en práctica una sólida estrategia de desarrollo con una visión enfocada en la aplicación de los más avanzados conceptos de la ciencia y la tecnología. El proyecto comenzó con el montaje de un área demostrativa donde se exponen las ventajas de la tecnología, seguido por un estudio diagnóstico dirigido por el Doctor Roberto García Trujillo, destacado científico con más de un cuarto de siglo de experiencia internacional en la investigación en la rama de la ganadería en América y Europa, el cual ha escrito varios trabajos y obras científicas que han merecido relevantes reconocimientos a nivel internacional.

Como las malezas arbustivas tienen un ciclo de vida más largo que el pasto, este último logra aventajarlas en crecimiento y desarrollo, provocando la eliminación progresiva de la vegetación arvense (obsérvense las Figuras 2, 3, y 4).

FIG2FOTO 2: FRANJA VERDE DE PASTO REJUVENECIDO DESPUÉS DE UN SOLO PASE CON BGT; OBSÉRVESE EL CONTRASTE CON EL PASTO SECO DE ALREDEDOR EN EL ÁREA NO TRATADA CON EL IMPLEMENTO. NÓTESE EL SECAMIENTO DE LA MALEZA ARBUSTIVA QUE APARECE EN PRIMER PLANO, CUYAS RAÍCES FUERON CORTADAS POR DEBAJO DE LA SUPERFICIE DE FORMA SIMULTÁNEA. AL MISMO TIEMPO EL SUELO SITUADO DEBAJO DEL PASTO VERDE QUEDA SUELTO PERMITIENDO ALMACENAR EL AGUA DE LLUVIA Y EL CRECIMIENTO PROFUNDO DE LAS RAÍCES.

FIG3gFOTO 3: ÁREA TRATADA CON UN PASE DE LABRANZA HORIZONTAL CON BGT; OBSÉRVESE QUE LAS MALEZAS SE SECAN MIENTRAS EL PASTO PERMANECE VERDE. TANTO LAS RAÍCES COMO EL FOLLAJE DE LAS MALEZAS SE VAN DESCOMPONIENDO HASTA INCORPORARSE COMO MATERIA ORGÁNICA QUE ELEVA LA FERTILIDAD NATURAL DEL SUELO, Y CONTRIBUYE AL REJUVENECIMIENTO DEL PASTO.

 

FIG4FOTO 4: OBSÉRVESE DE LA MITAD DEL CAMPO HACIA ATRÁS LAS FRANJAS VERDES Y CURVAS, DESCRIBIENDO LA HUELLA DE LA TRAYECTORIA SEGUIDA POR EL PASE DEL BGT DE IZQUIERDA A DERECHA. EN LA PARTE DELANTERA POR DONDE NO PASO EL EQUIPO EL PASTO PERMANECE SECO E INVADIDO DE MALEZAS.
En las observaciones realizadas directamente sobre el perfil del suelo en el territorio (Foto 5) se pueden apreciar varios fenómenos de extraordinario interés para la aplicación exitoso de la nueva tecnología BGT. En dicha foto es conveniente analizar por separado y de manera comparativa el comportamiento de las raíces del pasto que se observan a la izquierda y a la derecha de las estacas de madera que aparecen clavadas aproximadamente al centro de esta vista.

 

Aunque en general todo el sistema radicular del pasto se encuentra confinado a unos pocos centímetros superficiales debido a que la compactación del suelo provocada por la acción conjunta de factores pedológicos, el pisoteo de los animales y el tránsito de la maquinaria, no le permite crecer hacia la profundidad. Sin embargo, dicho fenómeno se hace más grave hacia la parte superior izquierda de la foto; mientras que en el sector derecho de la misma se observa una pequeña porción donde el suelo se torna más poroso y la colonización de las raíces del pasto se hace más abundante. Esto se explica porque en dicho sector, al existir una mayor cantidad de poros, hay más espacio para la circulación del oxígeno, para el almacenamiento del agua y para el crecimiento de las raíces. Al mismo tiempo se observa que en la referida zona el color del suelo se torna más oscuro, lo cual está asociado con un incremento de las reservas de carbono.
A medida que el proceso de compactación avanza, van desapareciendo los pequeños sectores porosos en perfil del suelo y se hace inminente la necesidad de realizar una labor de descompactación, oxigenación y rejuvenecimiento del pasto, lo cual se logra mediante un solo pase con BGT (Foto 5).
FIG5FOTO 5: SUELO COMPACTO QUE NO PERMITE EL CRECIMIENTO DE LAS RAÍCES DEL PASTO, LAS CUALES QUEDAN CONFINADAS CERCA DE LA SUPERFICIE, DONDE SON EXPUESTAS AL SECAMIENTO Y LAS ALTAS TEMPERATURAS DEL VERANO, Y A LAS HELADAS DURANTE EL INVIERNO.
Cuando los potreros además de estar compactados están invadidos por malezas de alto porte que ahogan el pasto se procede a realizar un pase con el BGT (Foto 6), con lo cual se logra en una sola operación, la eliminación de las malezas mediante el corte horizontal de sus raíces, las cuales se secan a causa de la interrupción del suministro de agua y nutrientes, mientras que el pasto permanece verde y continua creciendo (Foto 3). Obsérvese al centro de la foto donde apenas se nota la trayectoria de las huellas dejadas por los órganos de trabajo del BGT, ya que, como se ha explicado antes, el trabajo de descompactación, eliminación de malezas y oxigenación del suelo, el implemento lo realiza de abajo hacia arriba, en dirección contraria a la gravedad, sin afectar la disposición natural de las capas del suelo. Como las raíces del pasto son fasciculadas y se encuentran en un nivel más elevado dentro del perfil no sufren afectación significativa por el corte horizontal del suelo, ya que este fue realizado a una profundidad mayor, cortando solamente las raíces de las malezas de porte más alto ya que son más profundas. Tanto las raíces de las malezas como su follaje, primero se secan y posteriormente se van descomponiendo, actuando como un compost natural que incrementa el contenido de carbono del suelo y eleva su fertilidad natural, lo cual contribuye a evitar progresivamente la dependencia de los agroquímicos.

REJUVENATING PASTUREFOTO 6: VISTA TRASERA DEL EQUIPO BGT-8 PARA EL REJUVENECIMIENTO DE LOS PASTOS, DESCOMPACTACIÓN DE LOS SUELOS Y ELIMINACIÓN DE MALEZAS EN UNA SOLA PASADA.

Equipo PNG
Con las nuevas condiciones creadas en el suelo después del paso del BGT, el pasto comienza un franco proceso de recuperación, pues además de no tener la competencia con las malezas, por el agua, los nutrientes y la luz, sus raíces comienzan a proliferar hacia las capas más profundas (Foto 7) que fueron descompactadas por el implemento, aprovechando los nutrientes y el agua de lluvia que comienza moverse a través de los nuevos macro poros, almacenándose para ser utilizada por las raíces del pasto en los periodos secos, evitando que este se seque, baje el rendimiento y disminuya su digestibilidad. Al mismo tiempo se garantiza la libre circulación del oxígeno, cuya presencia es vital para los procesos biológicos de transferencia de energía y nutrientes desde el suelo a las plantas, especialmente en lo relacionado con los ciclos de la materia orgánica, del nitrógeno y del fósforo. La libre circulación del oxígeno en el suelo también es muy importante para evitar la ocurrencia de procesos anaeróbicos asociados al metabolismo de las excretas y a la descomposición de la biomasa en el suelo, donde se produce metano y otros compuestos tóxicos que afectan el crecimiento de los pastos y la salud de los animales.
Cuando la invasión de malezas se produce como consecuencia del rebrote de las raíces que subyacen debajo de los pastizales, con frecuencia se recurre para su eliminación a la aplicación de gradas de discos, chapeadoras o herbicidas, resultando cualquiera de las tres variantes, un fracaso para tal propósito; ya que solo consiguen posponer y agravar el problema. Dicho en otras palabras: se combaten y se enmascaran las consecuencias pero se agravan las causas.
La verdadera causa de la invasión de malezas en los pastizales, radica en una deficiente estrategia en el manejo de los suelos, de los pastos y/o de los animales, en estrecha interacción con las condiciones climáticas imperantes.FIG8

FIG9

FIG7FOTO 7: OBSÉRVESE EL DESARROLLO PROFUNDO Y VIGOROSO DE LAS RAÍCES DEL PASTO DESPUÉS DE UN SOLO PASE CON LA NOVEDOSA TECNOLOGÍA BGT.
En el esquema de la Figura 1 A, se puede observar que con cada pase de chapeadora, solamente se logra eliminar el follaje, mientras que las raíces y los troncos, cada vez son más gruesos, ya que los rebrotes verdes, que constituyen la parte autótrofa de las plantas, producen los azúcares mediante la fotosíntesis, los cuales son trasportados y almacenados a través de los vasos conductores, hacia la zona basal, que constituye la parte heterótrofa de las plantas, donde permanecen como reservas para estimular nuevos rebrotes. Como consecuencia de este fenómeno, disminuye la relación follaje/raíz, y por lo tanto se reduce progresivamente la eficacia de los herbicidas, ya que la cantidad de ingrediente activo que absorben las hojas, resulta insuficiente para envenenar la parte basal, cada vez más gruesa, de las malezas. Esta es la razón por la cual los ganaderos se ven obligados a incrementar progresivamente las dosis de herbicidas, encareciendo el proceso y aumentando la exposición a los agro tóxicos, sin lograr el control de las malezas.
Por otra parte los pases con gradas de discos, a primera vista son engañosos, pues dan la falsa impresión de ayudar, cuando en realidad empeoran el problema. Esto se explica a través de un fenómeno fisiológico de las plantas conocido como dominancia apical.

BGT (ESPANOL)0011

Cuando las gradas de discos son empleadas para rehabilitar los pastos y eliminar la vegetación indeseable, en realidad lo que ocurre es la fragmentación de las raíces de las malezas que subyacen debajo de los pastizales, incrementando en progresión geométrica el rebrote y la propagación de las mismas. Hacia los extremos de cada nuevo segmento de raíz, mediante mecanismos hormonales, se estimula la multiplicación de células en los meristemos apicales, acelerando el efecto multiplicador de las malezas. Las plantas indeseables que se propagan por medio de rizomas, son mucho más resistentes a la sequia, a las temperaturas extremas y a la compactación del suelo que las que se reproducen de semillas, por lo cual terminan ahogando el pasto.
Al mismo tiempo los pases de grada solo mueven el suelo superficialmente, pero lo compactan en la zona de la raíz, impidiendo que tanto estas como el agua de lluvia penetren hacia la profundidad. En consecuencia las raíces de los pastos rehabilitados con gradas de discos, por lo general, crecen cerca de la superficie, quedando expuestas a las condiciones climáticas extremas, mientras que las aguas de lluvia al no penetrar lo suficiente, tampoco pueden ser almacenadas en el subsuelo, y se pierden por evaporación o por escurrimiento superficial.
La única forma realmente efectiva para la eliminación de las malezas y la compactación en los pastizales, es el corte horizontal del suelo con BGT. En la Figura 8 aparece una representación esquemática de cómo funciona dicho fenómeno.

FIG10FOTO 10 PASTO REJUVENECIDO, DESCOMPACTADO Y LIBRE DE MALEZAS ARBUSTIVAS DESPUÉS DE 7 MESES DE TRATADO CON UN SOLO PASE DE LABRANZA HORIZONTAL CON BGT (MAYO 13 DEL 2010)

Heriberto Bouza González (Creador de la Tecnología BGT)

© 2015 BGT Entropic Farming Systems, LLC. Todos los derechos reservados.